jueves, agosto 06, 2009

En la mitigación del cambio climático también están involucrados los pequeños agricultores.

Andy Jarvis del CIAT participó en los Diálogos Nacionales sobre el Cambio Climático que se realizaron el 3, 4 y 5 de agosto de 2009 en Bogotá. Andy nos escribió después de concluir el segundo día de actividades de los diálogos organizados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Aquí lo que la prensa está comentando acerca del evento. Luego, el resumen del día dos.

Hoy presentamos los resultados del informe del ciat sobre las oportunidades de mitigación en el sector agropecuario colombiano. Nuestro informe hace un análisis detallado de las emisiones provenientes de la agricultura colombiana y contempla las oportunidades para reducir dichas emisiones mediante incentivos financieros e inversión en tecnología.

El primer mensaje importante del informe es que Colombia es responsable de sólo el 0.37% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. La agricultura es responsable de casi la mitad de dichas emisiones, y las principales fuentes son el uso de fertilizantes y el ganado (en proporciones iguales).

Recomendamos que cualquier política para reducir emisiones esté directamente enfocada hacia dar respuestas eco-eficientes a sistemas de producción, lo cual representa beneficios para el planeta y para los pequeños agricultores. Esto significa que reducimos las emisiones mediante el uso racional de insumos y prácticas apropiadas de manejo, incluyendo el uso de nuevas tecnologías forrajeras, pero también debemos asegurar que estas medidas proporcionen beneficios económicos o sociales a los propios pequeños agricultores.

Nuestro análisis destaca la dificultad de mitigar las emisiones en un país con un número tan alto de pequeños agricultores, pero reconoce la sólida infraestructura institucional que existe para llegar a los agricultores y promover los beneficios que hemos identificado. Estos incluyen:

• Mejor manejo del suelo en zonas de laderas para reducir el uso de fertilizantes, aumentar el carbono del suelo y mejorar la productividad.
• Promoción de mejores tecnologías forrajeras, incluyendo el uso de alimentos para animales con alto contenido de proteína y sistemas silvopastoriles.
• Agricultura específica a cada sitio para optimizar el uso de fertilizantes inorgánicos.
• Generación de nuevas tecnologías agrícolas para reducir la dependencia en fertilizantes inorgánicos.

En el próximo post nos enfocaremos en aspectos relacionados con la adaptación. Sigan visitándonos para leer el resumen de los acontecimientos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada